DETALLE ARTÍCULO

16/11/2018

Pilates para cambiar tu cuerpo

No es casualidad que esté tan de moda

A principios del siglo XX Joseph Hubertus Pilates se dedicó a estudiar el cuerpo humano y el modo en que el ejercicio podía fortalecerlo. Durante su trabajo como enfermero en la Primera Guerra Mundial, desarrolló distintas metodologías para mejorar la salud de los internos en el campo de concentración al que fue destinado. Ideó sistemas de poleas y cuerdas para colocar en las camas, permitiendo ejercitar los músculos a los enfermos más débiles, sentando así las bases para los aparatos que se utilizan hoy en día a tal fin. A lo largo de su vida elaboró numerosas tablas de ejercicios, que fueron practicadas en sus inicios por coreógrafos y bailarines durante sus reiterados periodos de recuperación por la intensidad de sus entrenamientos.

Con el tiempo, esta disciplina fue calando en la sociedad, consolidándose en la actualidad como un beneficioso sistema de entrenamiento que une ejercicio muscular y relajación mental. Así, el Pilates recalca el uso de la mente para controlar el cuerpo, buscando la unión entre ambos y centrándose en el desarrollo de los músculos internos para mantener el equilibrio corporal y dar estabilidad y firmeza a la columna vertebral. Se utiliza sobretodo como terapia en rehabilitación, pero también como método de prevención de dolores de espalda.

Podríamos resumir los beneficios del Pilates en los siguientes:

-Bienestar emocional, mejorando la atención plena y reduciendo el estrés.
-Bienestar físico, fortaleciendo la musculatura y la columna vertebral.
-Dolor lumbar, ayudando a prevenirlo o reducirlo en caso de que se haya manifestado.
-Flexibilidad.
-Mejora de la musculatura abdominal, fortaleciendo esta zona del cuerpo junto con la espalda baja y el tronco posterior en general.

Esta disciplina sienta sus bases sobre seis principios esenciales:

-Control.
-Concentración.
-Fluidez.
-Precisión.
-Respiración.
-Centro (se refiere al centro de fuerza del cuerpo, conformado por los músculos abdominales y la base de la espalda).

Durante las sesiones de Pilates, es importante conectar los tres ejes básicos de la denominada “postura neutra”: pélvico, escapular y columna vertebral, ayudándonos de la respiración. Una vez adoptada esta tensión, se realizan las series de ejercicios trabajando la movilidad en intensidad progresiva.

En Clínica Fixius disponemos de distintos horarios de clases de Pilates. Elige el que más se adapte a tu agenda y ponte en contacto con nosotros para comenzar lo antes posible con esta disciplina que te cambiará la vida.



CATEGORÍA
Pilates, Yoga y Espalda Sana


TAGS
, , , ,


COMPARTIR



Servicios relacionados